8/12/10

Retomando los mandos de mi nave

Hola a todos de nuevo,
Parafraseando a Unamuno.. “como deciamos ayer...”
Ha pasado un buen tiempo desde el ultimo post. Algo que no es habitual según la frecuencia de este blog. Definitivamente ha sido un año muy intenso este 2010, y ahora que nos acercamos a su final, quizas la mejor forma de retomar el blog sea mirando hacia atrás en este año y ver cuánto se ha logrado o se ha perdido en el camino. El típico autoexamen que nos hacemos todos, una visión introspectiva para encarar el año entrante con nuevas metas y nuevas ilusiones.

Este año, ha sido en lo personal, Dinamita en estado puro.. pasando de entrar en cotilleos tipo Salvame, Ha sido un año en el que he conocido a un monton de buenas personas que me han hecho crecer como persona. Unas personas con las que he reido, llorado, emocionado, y sorprendido. A veces cuando te alejas del tablero de dibujo y ves la gente que te rodea, te das cuenta de que eres un hombre rico. Por eso estoy muy agradecido de poder haber vivido este último año en Cataluña cerca de vosotros,chikitos y mayores. De todos me llevo un rasgo que me acompañará el resto de mi vida.

Vivir al lado de la playa en un pequeño(pero acogedor) piso de soltero ha sido una experiencia muy instructiva. No cambiaria por nada los ratos de paz en el sofa viendo “smallville”, o cuando venia algun amigo a tocar la guitarra y nos tomábamos unas tapas juntos.Los paseos por la playa, o cuando iba a correr por el paseo maritimo con esa luz mediterranea que te llena de vida. Ha sido mi pequeño rincon para cargar pilas..y mucho mas.

Profesionalmente he podido vivir la experiencia de  trabajar en una multinacional, con una jefa que tambien fue mi amiga, mi consejera. Y aunque hubo momentos de tensión, dados los tiempos que corren, todos fuimos un equipo cumpliendo con nuestro trabajo.

Más centrado en cosas de pintura, ha sido un año de pocos proyectos pero con gran investigación. Un año donde me he sentido frustrado cuando la inspiración no llegaba por el stress y la tristeza, cuando mi mente me decia que no, y era no, planteandome si acaso se me habria olvidado eso que antes me apasionaba.. pintar. Un año más centrado en los temas profundos del alma, buscando nuevas puertas a otras actividades más enriquecedoras. El tiempo de cuidar de uno mismo cuidando de los demás.Tiempo de ser cercano, de derribar muros y levantar puentes.

Y ahora estoy de nuevo en mi “hogar”. Una palabra que se perdió en mi viaje y que por ahora creo haber reencontrado. Al final del año, resulta que tengo más fuerza que cuando empecé, más ilusion que cuando me fui, y más ganas de vivir que nunca, amando y siendo amado de una manera que igual en un principio no era lo que yo pensé, pero que la acepto y agradezco profundamente.Bilbao está siendo toda una experiencia vivida más conscientemente por la sensación de estar recuperando algo perdido.las calles , la gente, las costumbres...

Espero que este año que entra, todos podamos ser un poco mejores, teniendo la inteligencia de ver lo bueno en lo malo, y la humildad para aceptar que no siempre tenemos el conocimiento de qué es lo mejor para nuestra vida.

Un abrazo.