Este trabajo es una muestra de las capacidades del Oleo digital. Imagen de una mujer segura de sí misma que te penetra con la mirada. El estilo pictórico más fuerte y uno con los que me siento más a gusto. Usé una foto de la cantante de gospel Lizz Wright para inspirarme en este rostro y de ahí lo fui derivando hacia lo que yo sentía con el cuadro. Algo más ancestral donde la fuerza de la pincelada prevalece sobre el detalle.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *